Implementa hábitos mentales saludables
(agregado el 7-4-2016 a las 03:36:41 hs.)
<)Volver

Has puesto atención que tipo de pensamientos alimentas diariamente? ¿Cuáles predominan? ¿Cuáles persisten y aparecen una y otra vez repitiéndose como disco rayado?
Las personas generalmente no advierten o no son conscientes de esto. No se dan cuenta de sus hábitos mentales y mucho menos de su influencia en sus actos y por consiguiente en sus resultados.
¿Sabías que tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día? Imagínate entonces la importancia de cuidar tus pensamientos ya que lo que siembres en ellos germinará en tus actos.
Te ha pasado que en alguna ocasión que comienzas pensando: -¿Y si mañana llueve? Y este pensamiento inofensivo actúa como disparador a los siguientes: -Y si la tormenta inunda las calles, los invitados no vendrán al cumpleaños, mi hijo se pondrá triste, hará tal berrinche, se arruinará la fiesta…bla bla bla …
Y así continúa una catarata de pensamientos dramáticos cada vez más subidos de tonos y cuando te quieres dar cuenta tu emocionalidad también se habrá afectado a tal punto de sentir que la rabia se ha apoderado de ti. Todo se habrá originado con un primer pensamiento que fuiste alimentando, armas una gran historia que desencadena en mal humor y hasta en conflictos con tu entorno.
Cuántas veces has reconocido en tu vida este escenario? O historias similares? Con cuanta frecuencia has dado rienda suelta a pensamientos que no construyen nada significativo, por el contrario generaron una catástrofe.
Por ello plantéate en determinadas situaciones cuando adviertas que estás siendo presa de pensamientos recurrentes o disparadores de historias ¿Este pensamiento construye o destruye? Y así podrás parar la pelota y redirigirlos hacia dónde aporten favorablemente en tu vida.
Mantén hábitos saludables, cuidando la calidad de tus pensamientos, siendo consciente de ellos y decidiendo sembrar pensamientos positivos, que te energicen, vitalicen, te pongan de buen humor. Focalízate en las situaciones placenteras que te han acontecido, en las cosas simples pero no por ello poco importantes. Cuando aparezcan pensamientos negativos no luches contra ellos, dicen que lo que resiste persiste. Así que simplemente cambia la dirección y pon el foco en aquello que te hace sentir bien.
Asimismo, filtra lo que ingresa a tu mente, aquello que incorporas y alimentas. Actúa con discernimiento y responsabilidad siendo selectivo en lo que miras en la televisión, en internet. Como así también lo que lees y las conversaciones que tienes. Crea una exitosa Dieta Mental!
Implementa estos sencillos tips y comienza dando pequeños pasitos y pronto te encontrarás instaurando nuevas maneras de pensar, de sentir y de actuar.

Pon un shock vital a tus días!
Elena Barria



Diseño Web Profesional